¿Qué es un Controlador y cuál es el que debería conseguir?

La combinación de un teclado y un mouse es excelente para la mayoría de las aplicaciones informáticas: te permite escribir una carta, navegar por internet y administrar tu biblioteca de música con facilidad.

Sin embargo, aunque puedes usar estos dispositivos de entrada estándar cuando estas probando cualquier software de música, tienes que saber que tu experiencia creativa será más versátil con un teclado controlador MIDI.

Antes de explicar cómo funcionan estos dispositivos y por qué deberías estar interesado en conseguir uno, te daremos una breve explicación de lo que es el MIDI. El MIDI es una interfaz digital de instrumentos musicales: un protocolo estándar de la industria que existe desde hace más de 25 años.

En los primeros días, el MIDI se usaba para conectar todo tipo de hardware externo (sintetizadores, secuenciadores, samplers y similares). Hoy en día, si eres un recién llegado a la producción musical en tu computadora, todo lo que necesitas saber es que te permite enviar información de entrada directamente desde tu controlador a tu computadora.

En estos días, ni siquiera necesitas comprar ningún hardware especial para conectar un dispositivo MIDI a tu computadora. La gran mayoría de los controladores en el mercado se pueden conectar a tu Mac o PC por medio de una conexión USB.

 

Primero, consigue un teclado

Incluso si no puedes tocar el piano con cierta destreza, te recomendamos que el primer tipo de controlador MIDI que consideres adquirir sea un teclado. ¿Por qué? Porque una vez que tienes un controlador de este tupo, tu computadora se convierte en una herramienta musical completa.

Los instrumentos de software son excelentes, pero si solo tienes tu teclado y tu mouse, tendrás que ‘hacer clic’ en las notas manualmente o intentar tocarlas en las mismas teclas que usas para escribir tus correos electrónicos y eso no es divertido ni práctico.

Sin embargo, si tienes un teclado controlador MIDI, las cosas comienzan a ser mucho más agradables y sencillas. Incluso las líneas de bajo de dos notas suenan mejor cuando se ejecutan correctamente.

Tienes que saber que la mayoría de los teclados MIDI son sensibles a la velocidad, por lo que puedes tocar diferentes notas más alto y más bajo, y también puedes usar tu teclado para programar ritmos de batería y activar loops en tiempo real.

Los teclados MIDI vienen en diferentes tamaños (de 25 a 88 teclas) y con diferentes conjuntos de funciones. Los modelos básicos solo tienen las teclas, pero otros agregan controles que son excelentes para mezclar y botones que puedes usar para ajustar los controles virtuales que se muestran en el software de música que utilices para grabar.

Técnicamente, un controlador MIDI es un accesorio opcional, es perfectamente posible hacer música sin uno, pero es mucho más fácil y rápido hacer música con un buen controlador.

 

Modelos de Controladores Aconsejados

M-Audio Axiom

Disponible en configuraciones de 25, 49 y 61 notas. Este es un teclado bien construido que tiene varias características interesantes. Los tres modelos ofrecen perillas de control, mientras que los más grandes tienen un banco adicional de controles a tu disposición.

Novation Nocturn

Una pieza de equipo fantástica diseñada para cualquiera que quiera tomar el control práctico de sus instrumentos y efectos virtuales. Gracias a una tecnología muy inteligente, se configura automáticamente.

Akai MPD32

Basado en la legendaria gama de grooveboxes MPC de Akai, esta es una gran herramienta para cualquiera que quiera crear ritmos y tomar un control más cercano de su software favorito. También es muy recomendable para actuaciones en vivo.

Fatar StudioLogic Numa

Este es un teclado de 88 notas que te brinda la experiencia de tocar un piano de gran calidad. No tiene muchas funciones de control adicionales, pero si deseas un instrumento de rendimiento genuino, es una muy buena inversión.

¿Cuál vas a escoger?