Conoce los tipos de micrófonos que existen

Algo que tenemos que saber, en primer lugar, es que los micrófonos son herramientas. Algunos hacen ciertas cosas, algunos hacen otras, algunos hacen algunas cosas bien y otros pueden hacer exactamente lo mismo, pero no tan bien. Podemos encontrar micrófonos que funcionan bien en general, pero hay una razón que explica por qué hay una amplia gama de micrófonos: cada uno cumple una función en particular.

Primero una palabra sobre patrones

Hay cuatro tipos principales de micrófonos: cardiode, supercardioide, omni y el de figura de 8. Estos nombres describen dónde y cuánto sonido recoge el micrófono. Por otro lado, también hay tres categorías diferentes de micrófonos: dinámico, de condensador y de listón.

Micrófonos dinámicos

Los micrófonos dinámicos son lo que generalmente usan los cantantes durante una presentación. Se pueden usar en absolutamente todo, pero hay algunos parámetros que debes considerar. Por lo general, los micrófonos dinámicos son mejores cuando se usan cerca de la fuente, no muy lejos del sonido.

En general, son resistentes tanto en el nivel del sonido que reciben como si los golpeas en el escenario. Son asombrosos y son muy socorridos en el medio musical. Los micrófonos dinámicos no son muy buenos con las cosas más sutiles o con los sonidos que necesitan más «aire», espacio o ambiente. Generalmente tienen un patrón cardioide.

Micrófonos de condensador

Los micrófonos de condensador vienen en todas las formas, desde la forma de lápiz hasta el de diafragma grande. Necesitan energía fantasma para funcionar (48V), mejor conocido como phantom power.

Por lo general, hay un botón en una consola o en la interfaz de audio para alimentarlos. De lo contrario, necesitarían una caja de alimentación fantasma en la que se pudieran conectar. De ahí tendrían que ir de la caja a la interfaz de audio, la consola o a donde lo quieras conectar.

Los micrófonos de condensador vienen en patrones de supercardioide, cardioide, omni y figura 8, y algunos hacen todos los patrones o algunos de los anteriores con un solo micrófono.

Los micrófonos de condensador están diseñados para captar detalles, por lo general sutiles Sin embargo, a veces pueden ser una cosa frustrante si no los sabes usar bien. Son herramientas de precisión. La mayoría de las grabaciones utilizan principalmente este tipo de micrófonos. Las voces, la guitarra acústica, las cuerdas, el piano, la batería, y así sucesivamente.

Cuando hablamos de este tipo de micrófonos, el tamaño sí importa. ¿Por qué? Porque un tamaño diferente del diafragma cumple con funciones distintas. Los condensadores de lápiz (llamados así por su forma delgada y tubular) tienen diafragmas más pequeños y son excelentes para instrumentos acústicos. En cambio, los diafragmas grandes son increíbles en voces, salas, bajos e incluso en cabinas para grabar guitarra.

En cuanto a las opciones de este tipo de micrófonos, hay algunos micrófonos realmente buenos y económicos y luego hay algunos clásicos que requieren de una buena inversión.

Micrófonos de listón

Los micrófonos de listón son unos clásicos. Puedes buscar con facilidad en internet algunas imágenes de los mejores cantantes de los años treinta, cuarenta y cincuenta usando algún micrófono de listón.

El patrón de este tipo de micrófono siempre es el de figura de 8. Desde siempre, los micrófonos de listón son socorridos en las películas por su forma característica. Basta con recordar a Travolta en Pulp Fiction, pero hay muchas escenas en las que los puedes encontrar.

Además, las nuevas generaciones de estos micrófonos no son ruidosas y no requieren una gran ganancia para que te den un nivel de sonido grabable. Asimismo, también son increíbles en cabinas de grabación de guitarra, en salas y para grabar baterías en general.

Ya conoces los tipos de micrófonos que existen y para qué sirve cada uno, lo que sigue es ponerte a grabar.