10 MITOS DE LA INDUSTRIA DE LA MÚSICA

La industria de la música tiene muchos mitos que normalmente son expresados por personas que no conocen la industria correctamente. A continuación te mostramos 10 de ellos:

Conseguir un contrato de grabación significa un éxito garantizado en la industria de la música.

¿Sabías que 98 de cada 100 artistas que firman con grandes sellos discográficos fracasan? Esto quiere decir que aquellos que logran obtener un contrato no consiguen recuperar el dinero suficiente para pagar los adelantos que reciben y
pierden el contrato antes de llegar al segundo disco o incluso antes de poder sacar el primero.

El éxito en la industria de la música no necesariamente significa estar en las portadas de las revistas o agotar las entradas en los escenarios más grandes. Por el contrario, significa ganarse la vida como músico y disfrutar de lo que uno hace.
No se necesita un contrato de grabación para lograrlo. Mucha gente no sabe esto, pero conseguir un contrato de grabación es de hecho mucho más arriesgado que desarrollar una carrera profesional de forma independiente.

Los servicios de transmisión de música en
línea son nocivos para la industria de la música.

La venta de un vinilo, un disco o una descarga en internet representa una transacción similar, sin importar de cuál álbum se trata. Se realiza un pago único que no volverá a generar un ingreso. Si, por el contrario, pensamos en a transmisión en línea de una pieza musical, podemos ver que una canción extraordinaria se reproducirá una y otra vez durante muchos años. Esto genera mucho más dinero que la venta de un disco.

En este sentido, aunque los servicios de transmisión en línea pueden generar un ingreso menor al principio, su valor se incrementará conforme pase el tiempo, es un mecanismo que permite hacer crecer el valor de un producto en el largo plazo.

Los grandes sellos discográficos permiten los mejores artistas desarrollarse.

Por lo general, las compañías discográficas solo quieren firmar artistas que ya tienen éxito, es decir, a aquellos ya han probado que tienen talento y que este se puede monetizar. Incluso si le pagaras una cantidad de dinero exorbitante a un abogado de prestigio para que lograra conseguirte un contrato con una gran disquera, serías muy afortunado si consigues sacar por lo menos un EP.

La mayoría de las compañías promocionan uno o dos sencillos y si no consiguen levantar las ventas, cancelan los contratos. Estas empresas exigen un éxito instantáneo y no participan en el desarrollo completo de un proyecto musical.

Las principales compañías discográficas lideran la industria de la música.

A pesar de que algunas de estas empresas todavía tienen mucho dinero, no son quienes lideran la industria. Sus estrategias de creación y comercialización de álbumes forman parte de la industria musical de la vieja escuela, muchos de sus métodos son obsoletos. Debemos entender que el plan de publicidad actual de un álbum no debería ser el mismo que el del año pasado. Sin embargo, en la mayoría
de las disqueras es muy similar. 

De hecho, estas empresas son las últimas en sumarse a los movimientos de innovación y a los avances tecnológicos, desde las descargas hasta las transmisiones en línea. Además, invierten más en luchar contra la tecnología en los juzgados que en innovar con formas creativas de trabajar para aprovechar los desarrollos tecnológicos: preferirían que la industria de la música operara como lo hacía en el siglo pasado.

La venta de discos en formatos físicos es fundamental.

Para las principales empresas discográficas, la transmisión de música en línea es ahora más rentable que las ventas físicas o las descargas. Los artistas independientes deben trabajar con la finalidad de que sus materiales lleguen a los servicios de transmisión en línea. Es importante que vendan experiencias,
productos derivados y otras ofertas que se pueden colocar en este tipo de servicios para diversificar sus fuentes de ingresos. Hay muchas formas de ganar dinero con la música en la actualidad, hay mucho más allá de las ventas de álbumes.

Si la gente deja de pagar por los discos, los músicos están acabados.

Esta fue una discusión que se tuvo más de 15 años cuando Napster salió al mercado. Sin embargo, ahora hay más música que nunca. Los músicos crean música porque les brota del alma. Estás dispuesto a pagar $ 600 por una entrada para un concierto, $ 200 por una camiseta, $ 1,200 al año por una suscripción, y $
2,500 por una oferta de edición limitada, pero no vas pagar $ 150 por un disco físico. Este panorama no luce nada mal.

O eres una superestrella o sufrirás para mantenerte en la industria de la música.

Los profesionales de clase media en la industria de la música son el grupo de mayor crecimiento en el mercado. El hecho de que algunos ejecutivos de alto nivel no hayan escuchado de tu banda no significa nada. Por alguna razón, la música es una profesión donde las personas miden el éxito por la fama. Hay miles de profesionales en la industria que hacen lo que aman y que no son famosos, pero que son increíblemente exitosos.

La música es lo único que importa.

Desde luego, la música debe ser extraordinaria. Esto es algo obvio en la industria de la música. En la era de los servicios de transmisión de contenidos en línea, no puedes gastar un montón de dinero en publicidad para que la gente te ame. Sin embargo, por desgracia, la buena música sin promoción no llega a ningún lugar.

Los artistas independientes sin un equipo de publicidad tienen que trabajar muy duro para difundir su música. El solo hecho de enviar tu material a una lista de correo electrónico no convertirá tu álbum en un éxito en las listas de popularidad. Necesitas una historia interesante, publicidad y una marca. Es importante realizar un fuerte trabajo en las redes sociales para aprovechar al máximo la tecnología. El
éxito no es algo que va a suceder por sí mismo.

Es muy importante el renombre del estudio en el que grabas.

En realidad, lo único que importa es cómo suena el resultado final, no dónde fue grabado.

Necesitas un publicista para conseguir publicidad en la prensa.

Este es otro mito ridículo de la industria de la música. Los medios de comunicación tradicionales como los periódicos, revistas, programas de radio y televisión pueden responder mejor a los publicistas con quienes tienen una relación, pero un representante o el mismo artista pueden lograr los mismos resultados.

Selecciona tu Ciudad
Ponte en contacto con nosotros en una de nuestras dos escuelas en Ciudad de México o en Guadalajara para formar parte del futuro de la música.

FERMATTA CMDX REVOLUCIÓN

De la República #7
Col. Tabacalera, Delegación Cuauhtémoc, C.P. 06030
Distrito Federal, CDMX, México

(0155) 4170 8584
info.df@fermatta.edu.mx

FERMATTA GDL CENTRO HISTÓRICO

Calle Francisco Indalecio Madero #621
Col. Guadalajara Centro C.P. 44100
Guadalajara, Jalisco, México

(0133) 4170 8328 
info.gdl@fermatta.edu.mx